martes, 17 de julio de 2012

Niños del agua


Los niños del agua son aquellos bebés que han vivido únicamente la etapa acuática del ser humano (la vida prenatal). Son nuestros preciosos bebés-pececillos del mar uterino, que compartieron con nosotras un breve, demasiado breve, tiempo de nuestra vida.
Se marcharon dejándonos solas, tristes y dolidas, pero, al tiempo, legándonos extraordinarias enseñanzas vitales. Aunque pudimos compartir con nuestros bebés uterinos sólo algunos días, semanas o meses, ellos transformaron nuestras vidas y tras su marcha, nos convertimos en mujeres diferentes.
Todas las pérdidas (sin distinción de cómo se produjeron) son dramáticas, duras y traumáticas. Todas las madres que han sufrido una pérdida (también los padres y herman@s) necesitan apoyo y compañía. Aquí vas a encontrar además de ese apoyo y compañía, ayuda e información.
En este blog vamos a hablar de las pérdidas gestacionales y perinatales, sus consecuencias físicas, psicológicas, emocionales, del duelo, pero, también queremos dedicarle un espacio, muy importante, a las historias de Nuestros Niños del agua: vamos a recordarlos,  a compartir lo que nos enseñaron, a hablar de cómo vivimos el tiempo que pudimos pasar con ellos, a  reflexionar sobre aquello que estos bebés nos regalaron, nos aportan y nos han inspirado (poemas, cuentos, relatos).
Este es un espacio respetuoso en el que no vamos a juzgar a nadie, ni vamos a permitir que nadie emita juicios de valor sobre las mujeres y hombres que en él participen. Este es un blog constructivo, un espacio de reunión para muchas mujeres, hombres y niñ@s que han pasado por el duro trance de una pérdida gestacional o perinatal.
Bienvenid@s a la casa de los Niños del agua.

24 comentarios:

  1. Hola!!

    Os habéis ganado una entradita en el blog Duelo Gestacional y Perinatal :D Me encanta vuestra iniciativa!! Espero que colaboremos en otras ocasiones. Un abrazo muy fuerte!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Mónica!
    Muchas gracias por tu comentario ¡el primero del blog! y por la mención que nos vas a hacer en Duelo Gestacional y Perinatal :) Estaremos encantados de colaborar contigo, será un honor!
    Un fuerte abrazo,
    Elena

    ResponderEliminar
  3. me maravilla está iniciativa,preciosa entrada....deciros que si os quereis pasar por mi blog y necesitais qualquier cosa contad conmigo.Gracias por este blog.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Sara por tus palabras y por el enlace a tu blog. Gracias por dejarnos leer la historia de tu preciosa "Niña del agua" Lilah. Que vivencia tan dura, pero cuanto aprendemos de estos preciosos niños que deciden regalarnos tan poquito tiempo con nosotras, pero tan intenso, me ha gustado mucho el poema, un fuerte abrazo de mamá a mamá
    Elena

    ResponderEliminar
  5. Muchisima suerte con esta idea tan bonita y constructuva!
    Me ha encantado la metafora: el mundo acuatico de nuestros bebes... Aunque yo no he tenido que pasar en persona por algo parecido, agradezco vuestra sensibilidad al tratar el tema y tambien vuestra solidaridad para poder ayudar a llevar esta perdida. Gracias

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Lalita por tu comentario y tu visita a este rincón tan especial de Internet.Esperamos poder ayudar en todo lo posible, no sólo desde nuestra experiencia profesional, sino también, como padres que perdieron a su preciosa Luna (Niña del agua de 29 semanas) hace unos meses.
    Un fuerte abrazo,
    Elena

    ResponderEliminar
  7. Mi querida hermana de corazón, el blog ha quedado precioso. Esta primera entrada , llena de amor y ternura, nos muestra desde ya, lo que nos va a aportar este blog ,tanto a las familias que pasais por tan duro trance, como a quienes tratamos de acompañaros en él. Muchas gracias por ser cómo sois y por compartir este proyecto tan bonito conmigo. No os imaginais la ilusión que me hace. Y, como no, gracias tambien a la pequeña Luna por unirnos como lo ha hecho. Os queremos mucho
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  8. Qué preciosa iniciativa, no me puedo ni imaginar lo duro que debe ser perder a un hijo, aunque sea aún un niño del agua como dices. Sobre todo en una sociedad donde no se comprende el dolor por la pérdida, se minimiza y las frases del tipo: ya tendrás más, no pasa nada, si no ha nacido será por algo... que se clavan como un puñal en el corazón de una madre afloran de bocas ajenas con una facilidad pasmosa. No he pasado por ello pero es uno de mis grandes miedos y empatizo muchísimo con las madres que lo han vivido. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  9. Hola, muy bonita la entrada a este blog, yo tambien tuve un niñ@ del agua, solo estuvo conmigo 8 semanas, y al leer de nuevo la historia de lilah, recorde lo que senti cuando estuve en esa ocasion embarazada... le hablaba y pedia que se quedara conmigo, porque desde el principio estuve manchando, pero no pudo al ir a la consulta su corazon ya no latia... fue duro ese momento y sigo recordando y me saltan las lagrimas, en mi corazon esta esa partecita de mi que se me fue... tengo 2 maravillosos niños, pero siempre recordare a mi niñ@ del agua...

    ResponderEliminar
  10. Mi preciosa Jasmín, no sé qué hubiéramos hechos sin ti, sin Salva y vuestros maravillosos niños. Nos disteis serena compañía, cariño sin juzgar, sin opinar, apoyo incondicional, nos protegisteis y nos arropasteis en los peores días de nuestra vida. Somos hermanas del corazón como dices y tú si que vas a aportar mucho con tu sabiduría personal y profesional.
    Un hondo abrazo desde lo más profundo de mi corazón.

    ResponderEliminar
  11. Silvia es durísimo, todas las mujeres que pasan por un aborto ya sea espontaneo o por otros motivos sufren enormemente física y emocionalmente, y si además, le añadimos esa desconsideración por parte de la sociedad, el sufrimiento es más intenso porque en muchas ocasiones, ni siquiera, puedes verbalizarlo.
    Gracias por tu empatía, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  12. Querida amiga, ese bebé siempre estará contigo, en tu corazón y estuvo dentro de tu mar amniótico 8 semanas intensas y extraordinarias. Fue y es tu pecios@ niñ@ del agua, no temas emocionarte y verter una lágrimas cuando te acuerdes de tu bebé. Se fue físicamente, pero estará contigo y tu familia siempre junto a vuestras almas.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  13. Este blog es una muy buena idea, sólo con que nos déis un poquito de consuelo a las madres que hemos perdido un bebé ya merecerá la pena. Poca gente sabe lo mal que se pasa y lo solas que nos sentimos. Esta sociedad ignora lo que supone un aborto y es muy insensible a él, por lo que ni siquiera pasamos por un luto reconocido por los demás. Enhorabuena por esta iniciativa, os mando mucha energía para que sigáis adelante con ella. Natalia.

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias Natalia por tu comentario.
    Como bien dices, esta sociedad ignora las consecuencias tan devastadoras que tiene para la mujer el pasar por un aborto (sean cuales sean sus circunstancias). Si no tenemos a nuestro alrededor una red fuerte y respetuosa el sentimiento de soledad es terrible.
    Nuestra idea es la de acompañar a todas las mujeres que pasen por esta desoladora experiencia por la que nosotros tuvimos que pasar hace unos meses.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  15. Enhorabuena por la iniciativa. Aunque no he pasado por ello, sí tengo a seres queridos que saben de este dolor.
    Os deseo mucha armonía para acompañar en su duelo a quien lo necesite.
    Vuestro enlace ya está en mis blogs.
    Con Amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Concha, por tus cariñosas palabras y por tu apoyo.

      En los momentos tan duros como son los de las pérdidas, el apoyo respetuoso como el de las doulas es imprescindible.

      Un fuerte abrazo
      Elena

      Eliminar
  16. No sabéis cuanto os agradezco que creéis espacios así.
    Yo perdí a mi bebé el año pasado, de muy poco tiempo de embarazo pero pérdida igualmente dolorosa,dolor y duelo que nadie comprendió,que, con sus buenas intenciones como decís, me decían todo lo que mencionáis. Personas incluso, que pusieron en duda aquella pérdida hablando cosas como "-ah, al final te ha bajado la regla...-" Lo pasamos mal, cada uno a su manera, mi marido evitando y yo recordando...pero mal, más porque sucedió el día del cumpleaños de mi marido... En estos momentos estamos planeando un nuevo embarazo y, aunque por fin me siento preparada en todos los sentidos, no puedo evitar sentir miedo de que vuelva a suceder, así que seguro, este espacio me vendra muy bien. Gracias y un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias por tu comentario Gracita.

    Las pérdidas gestacionales, independientemente de si fue de muchos o pocos días, semanas o meses son todas dolorosas, hay mucha gente que no sabe empatizar con este dolor.
    Si estás pensando en quedarte embarazada porque ya te sientes preparada, aún sabiendo por propia experiencia que en todo embarazo existe un riesgo, disfruta del día a día de la búsqueda, de la concepción, del embarazo. A veces hacemos planes a muy largo plazo y no vivimos la vida en su momento.

    Muchas gracias por visitarnos espero que sigas viniendo por esta tu casa y nos sigas contando cómo te va todo.

    Un abrazo muy muy fuerte,
    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elena, si, me quedo aquí :) UN abrazo.

      Eliminar
  18. Mi niñ@ del agua decidió abandonarnos poco después del ansiado positivo...
    Puede que este lugar ayude a reconfortarme, pues no se suele entender que 5 semanas y 3 días sea suficiente como para amar tanto... Y doler tanto...
    Gracias de todo corazón.
    CLC

    ResponderEliminar
  19. Querida amiga, nadie puede cuantificar el dolor de una pérdida por el tiempo que nuestro bebé estuvo físicamente a nuestro lado. No sólo perdiste a tu esperado y amado bebé, sino que con él se fueron tus ilusiones, tus esperanzas y tu corazón paso en un momento de estar feliz y expectante, a estar triste y solo.
    Todos las pérdidas, sin importar del tiempo en el que sucedieron, son dolorosas y necesitan de un proceso de duelo para sanarlas.
    El amor por nuestros hijos no entiende de tiempos ni cantidades, es ilimitado e infinito.
    Te mando todo mi cariño y un abrazo muy muy fuerte,
    Elena

    ResponderEliminar
  20. Si q necesitamos ayuda,um beso mil gracias y cuenten conmigo. Soy Rocio,mi hija se llamaba Isabel

    ResponderEliminar
  21. Muchas gracias por tu compañía Rocío,
    Isabel siempre estará en nuestros corazones,

    Te envío todo mi cariño

    Elena

    ResponderEliminar
  22. Mi año empezó con una noticia que no esperaba recibir.... "felicidades señora, está embarazada!". Hacer más grande mi familia era algo que no estaba dentro de los planes, sin embargo la noticia me causó tanta felicidad e ilusión. Más tarde ese día en la primera ultasonografía la maravillosa sorpresa que eran dos bebés los que venían en camino. La felicidad, las ilusiones, los planes.... todo se duplicó.
    Este día fue mi ultra de las 12 semanas, el papá de mi esposo vino desde otro país para escuchar los latidos del corazón de sus primeros nietos... pero no escuchamos nada, me hicieron más análisis y declararon un aborto retenido. En un abrir y cerrar de ojos todo se vino abajo y este dolor que siento es tan fuerte

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. En breve te responderé.