miércoles, 27 de febrero de 2013

Historias de Nuestros Niños del Agua: Marta, Ona, Abril y su pequeñ@ herman@ del Agua

Existen mujeres admirables, con una capacidad de Amar y repartir cariño y Paz por el mundo infinitas. Estas mujeres, fuertes como montañas, sabias como el océano profundo y sensibles como la más suave de las flores, a pesar de tener que enfrentarse en sus vidas a pruebas durísimas y devastadoras, siempre sacan fuerzas de los rincones más recónditos de su alma, para seguir alumbrándonos con su Amor y su generosidad.
Elena Papiol es una de estas mujeres admirables cuya fortaleza debe servirnos de inspiración a todas. Ella es la Mamá de una niña a la que está criando con un Amor incondicional y de sus hermanitas del agua Marta, Ona, Abril y el pequeño bebé.
La huella de Amor infinito que Marta, Ona, Abril y el bebé del Agua han ido dejando en su familia, gracias a la generosidad de su valiente madre, se está expandiendo por todo el mundo, como una suave y fragante brisa que al rozarnos nos ilumina el alma.
Nuestros Niños del Agua, tras su breve paso y tras hacernos comprender que el Amor es eterno e infinito, nos transforman y, con su acción, conmueven y cambian a muchas personas.
Los Niños del Agua como Marta, Ona, Abril y su pequeñ@ herman@ del Agua podrán haberse marchado físicamente, pero ellos son eternos.
Gracias Elena por permitirnos publicar tus historias y por haberla querido compartir con nosotros.
Te envío todo mi cariño y admiración.
Ahora, os dejo con la Historia de Marta, Ona, Abril y su pequeñ@ herman@ del Agua


El 9 de abril 2008 de siete semanas y tres días tuve un aborto espontaneo, mi estrellita. Por suerte tras dos meses llego mi positivo con él mi bebe arco iris. Nació el 9 de marzo del 2009 mi única hija viva.

El 4 de enero del 2012 tenía revisión de mi embarazo a las 17 semanas. Nos ponemos con la ecografia y me dice hoy podremos saber el sexo del bebé, vaya esta de culo no vamos a verlo, y empieza a poner caras, y yo ya empecé a llorar, ya me lo temía me pregunto si había tenido perdidas de liquido. Al final me lo dijo las terribles palabras de no hay latido. Mi pequeña Marta nació el 5 de enero del 2012 a las 10:50, el mismo día que el cumpleaños de su papá.

Después con la autopsia nos enteramos que mi niña estaba perfecta pero su corazón parado. Así que me dijeron que no tenía porqué volver a pasar y que me podía quedar tras dos reglas. El 25 de marzo del 2012 anunciaba mi nuevo positivo y todo parecía que iba genial. Me tenían muy controlada me consideraban de riesgo. A las 12 semanas me dijeron que casi me confirmaban que era niña, una, y dije pues será Ona. A las 15 semanas nos dijeron que Ona se había marchado con Marta.

Me quisieron legrar pero me negué, me decidí por un manejo expectante. La verdad dentro del dolor de haber perdido a mi tercera hija fue maravilloso poder parirla en mi intimidad y a mi ritmo. Un 20 de junio nació Ona a las 6,20 de la mañana. Esa tarde me
fui hacer una ecografía para comprobar que no quedaran restos de placenta, no quedaban, lo que había era otra criatura dentro mío. Mi embarazo había sido gemelar y me estaba enterando ahí mismo, creí volverme loca. . Había otro bebé, otra criatura que era diferente a Ona, su cuerpo era más gordito, era más redondita, y se había ido de las mismas semanas que su hermana. Esta segunda criatura es mi pequeña Abril que nació el 23 de junio del 2012.

Pese a lo triste que es haberlas perdido estoy muy agradecida de que hayan existido. Mi familia es numerosa, tengo 4 hijas y una estrellita. Os quiero mucho pequeñas.


Hace pocos días Elena estrenó proyecto junto a otras Mamás y Papás del Agua. Se trata un blog dedicado a las pérdidas gestacionales y perinatales llamado “Mirar al Cielo”. Aquí os dejo el enlace a la Historia de Marta, Ona, Abril y su pequeñ@ herman@ del Agua.

http://miraralcielo.net/2013/02/25/una-estrellita-y-cuatro-hijas/

5 comentarios:

  1. Que valiente! Es totalmente admirable el dolor al que se sobrepuso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena es una madre muy fuerte y valiente, como bien dices.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  2. Hermoso relato y admiro tu fortaleza. Te mando un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. En breve te responderé.